Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

El poliuretano es un producto extremadamente duradero e inerte, que no se pudre y resiste la captación de la humedad. Se trata de un material que, en forma de espuma, se utiliza en múltiples aplicaciones en las que se necesita un aislamiento eficaz del frío.


Gracias a su baja conductividad térmica, ligereza y niveles destacados de resistencia mecánica y humedad, la espuma de poliuretano se usa como elemento de construcción para fachadas, material base para marcos de ventanas, tabiques, puertas, encimeras de cocina así como mobiliario de baño y náutico.

También se puede encontrar este material en la estructura de las neveras domésticas y los frigoríficos industriales, en las planchas y cubiertas formadas por capas de acero o aluminio que se utilizan en la construcción, en trenes de alta velocidad, camiones, caravanas, etc.

Los residuos de espuma de poliuretano son demasiado valiosos para ir a parar a un vertedero cuando los productos en los que está integrado alcanzan el final de su vida útil después de muchas décadas de uso. Por este motivo, la tendencia actual es tratar de recuperar y reciclar la mayor cantidad posible de este material, tanto por medios mecánicos como químicos, contribuyendo también así al respeto hacia el medio ambiente.

De este modo, los residuos de espuma rígida de poliuretano que surgen de la producción de planchas o del desmontaje de aparatos frigoríficos, pueden reciclarse por un procedimiento de molido, pegado y prensado para obtener nuevas planchas y piezas moldeadas de gran valor, o reprocesarse en otros productos de aislamiento. El material reciclado es resistente al moho y no se pudre.

Además, se ha demostrado que las cubiertas aisladas con espuma de poliuretano pueden renovarse sin sustituir la capa de aislamiento, incluso si la humedad pudiera penetrar la cubierta debido a una fuga en la capa de impermeabilización.

Los residuos esta espuma también se pueden transformar en otros productos de aislamiento basados en poliuretano, en particular, para el aislamiento térmico y acústico de suelos. Para este fin, la espuma se muele en granos y se trata con aditivos y celulosa.

Actualmente se están estudiando otras opciones de reciclaje en proyectos piloto, incluida la producción de suelos para patios de recreo, medios de flotabilidad, colchonetas hidropónicas y para usos de absorción de aceites/líquidos.

Precisamente una de estas opciones del reciclaje de espuma de poliuretano es la patente registrada recientemente por la Universidad de La Laguna que consiste en recuperar este material para la elaboración de hormigones y bloques de construcción no estructurales. De este modo, la espuma de poliuretano aporta una mayor cualidad aislante a la mezcla final, lo que permite un menor grosor de las paredes, repercutiendo en una mayor superficie total de construcción.

Publicado en Consejos

La empresa valenciana Grupo Delax ha fabricado las primeras unidades del mundo de un colchón cien por cien reciclado, en los que ha utilizado materiales procedentes de la propia industria para su elaboración, lo que permite alargar su vida útil y rebajar un 60% su coste, además de suponer una novedad absoluta en el mundo del descanso.


En concreto, estos colchones están confeccionados con un 95 % de materia prima reciclada, sobre todo espuma de poliuretano, recogida en vertederos de colchones fuera de uso, en este caso en el vertedero de Caudete de las Fuentes (Valencia)

Grupo Delax pretende comercializar antes de dos años la primera colección de estos colchones que ha denominado Save the Planet.

Este producto innovador se enmarca en el proyecto europeo Urbanrec, cuyo objetivo es reducir y reciclar los 19 millones de toneladas de residuos voluminosos como los muebles y los colchones que se generan cada año en Europa.

En el proyecto Urbanrec participan 21 entidades de siete países que prueban los resultados de sus proyectos en ciudades de cuatro regiones europeas: provincia de Valencia (España), Flandes (Bélgica), Varsovia (Polonia) e Izmir (Turquía).

Con su participación en este proyecto, la Comunidad Valenciana se ha convertido en un referente de innovación por la elevada participación de entidades. El consorcio que ha promovido esta iniciativa está coordinado por el Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas y, además de Grupo Delax, participan las empresas Ecofrag de Ontenient y Blueplasma Power de Castellón, e instituciones como la Diputación de Valencia y el Consorcio Valencia Interior.

Además del reciclaje de los colchones, dicho consorcio trabaja en otros proyectos que abarcan el plástico, el pegamento o la madera, y se enmarcan en el modelo de economía circular que propugna reutilizar de nuevo los materiales desechados en la industria.

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849